Tras el olvido


Echaste tierra
sobre un amor retoño
 para que muera.

Abrazos fríos
miradas que se pierden
en tu acertijo.

Cafés, cervezas,
tantos besos pendientes
que nunca llegan.

Desconocidos;
ya no existe un nosotros
tras el olvido.


Samuel Álvarez Conejos

Llovía, llueve, lloverá


Pasan ya una o dos eternidades
desde que vi tus ojos sonreírme,
desde aquel beso que nos hizo libres
bajo lluvias de irreversibles mares.

Creí entender la voz de tu silencio 
susurrando amor a mis titubeos,
mezclé la realidad con mis deseos
y todavía no lo diferencio.

Siento la lluvia rociar nuestro abrazo
como el día que juramos querernos,
mas para ti llueve sobre mojado.

Me perforan gotas como recuerdos
mientras me pregunto con qué alegato
decidiste hacer mortal a lo eterno.


Samuel Álvarez Conejos
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...