Nada


Hoy me acordé de ti,
como cada día que pasa,
y no me pidas que te olvide
si ya lo intento, pero nada...
Más son las ganas de olvidarte,
de borrarte de mi mente,
hasta de odiarte si es preciso
para nunca más quererte,
porque dejaste mi pobre corazón
en el suelo en mil pedazos,
porque más allá de la ilusión
mi pasión por ti me ha traicionado.
Y fue sin querer, al pasar el tiempo,
que me di cuenta que te amaba,
no quiero creerlo, no puedo entenderlo,
si el día que no te veo siento un vacío adentro.
Y fue mi gran decepción el ver
cómo tu mirada se giraba,
cómo me dejabas a un lado
y seguías mirando, como si nada...
Me duele, me duele en el alma
que haya llegado a tenerte
y que ahora lo que me das es nada.


Samuel Álvarez Conejos
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...