Lejos


¿Cómo puede estar tu boca tan cerca
pero al mismo tiempo tan lejos?
¿Cómo obtiene el amor tanta fuerza
y se adueña de mis deseos?
¿Tan difícil será controlar los impulsos
que me llevan a ser un iluso,
pensando que puedo controlar los latidos
de mi corazón cuando te veo,
pensando que quiero volver a ser un niño
cuando te busco y no te encuentro?


Samuel Álvarez Conejos

La luna y el sol


A veces digo cosas sin sentido
como la luna hablando con el sol,
pero es sólo por estar contigo,
para hacer crecer este amor.
No sé si haré bien en quererte,
en intentar ser algo mejor,
lo mejor que puedo darte
es tan solo una ilusión,
la ilusión que ya tenemos
de que hay algo entre los dos,
la ilusión de los momentos
que guardamos en el corazón.


Samuel Álvarez Conejos

Sueña conmigo


He esperado este momento
más de lo que piensas,
con tenerte entre mis brazos
compartiendo espacio y tiempo.
Tengo miedo de acostarme
y que tan sólo sea un sueño,
que despierte y esté como antes,
que amanezca sin tus besos.

No he probado amor tan bello
como el que ahora mismo siento,
sólo anhelo, mi angelito,
llegar a tus sentimientos.
Déjame amarte como sé hacerlo,
porque desea mi corazón
abrazarte, darte mil besos
y rodearte de pasión.

Esperaré el tiempo que haga falta
y haré crecer tu amor por mí,
te conquistaré con mis palabras
para tenerte siempre aquí.
Ahora soñaré sólo contigo
y despertaré pensando en ti,
y ahora dormirás leyendo esto
para que pienses sólo en mí.


Samuel Álvarez Conejos

Te equivocas


Te equivocas si crees que olvidaré
todo aquel tiempo juntos y lo que viene,
lanzando mi destino a la suerte
o al azar de un “me quiere, no me quiere...”

Te equivocas si crees que dejaré
en algún lugar escondido tus recuerdos,
el aroma de aquel perfume en tu piel
o tu inspiración para todos mis versos.

Te equivocas si llegas a creer
que seguiré mi camino sin amarte,
sin pensar cada momento en ser dueño
de tus caricias y tus besos; ser tu amante.

Te equivocas si piensas que, tal vez,
dejaré de acudir a nuestro rincón secreto,
donde cada mañana veíamos amanecer
y despertábamos juntos en ardientes besos.

Déjame decirte que te equivocas, mujer,
si decides nunca más volver a hablarme,
porque mi amor nació sólo para ti
y yo nací... solamente para amarte.


Samuel Álvarez Conejos

Nada


Hoy me acordé de ti,
como cada día que pasa,
y no me pidas que te olvide
si ya lo intento, pero nada...
Más son las ganas de olvidarte,
de borrarte de mi mente,
hasta de odiarte si es preciso
para nunca más quererte,
porque dejaste mi pobre corazón
en el suelo en mil pedazos,
porque más allá de la ilusión
mi pasión por ti me ha traicionado.
Y fue sin querer, al pasar el tiempo,
que me di cuenta que te amaba,
no quiero creerlo, no puedo entenderlo,
si el día que no te veo siento un vacío adentro.
Y fue mi gran decepción el ver
cómo tu mirada se giraba,
cómo me dejabas a un lado
y seguías mirando, como si nada...
Me duele, me duele en el alma
que haya llegado a tenerte
y que ahora lo que me das es nada.


Samuel Álvarez Conejos

Apariencias


Si todo fuera lo que parece
cuando estás al lado mío,
si todo fuera lo que parece
cuando al fin estoy contigo
no sufriría mi corazón
al pensar que no te tengo,
no me dolería en el alma
esta espina que llevo adentro.

Cómo creerte cuando dices "todo"
si al final "todo" y "nada" para mí es lo mismo,
porque aún no aprendí que, de algún modo,
tus palabras me alteran y soy distinto.
No importa qué sea lo que salga de tu boca
para hechizarme de esta manera,
que, sin quererlo, mi mente se equivoca,
piensa que me quieres
y mis sentidos se alborotan;
por tocarte mi piel se desespera,
de no besarte está sedienta mi boca,
no respiro, sin tu perfume a primavera
y es que por verte yo daría lo que fuera,
por escuchar esas palabras locas:
que me quieres, que ardes si me tocas...

Sospecho que algo en mí te necesita
pero no sé por qué, quisiera entenderlo,
que si es tu amor quien de mí se olvida
y ya no me quieres, como ahora siento,
¿por qué oiré tu voz y sentiré otra vez vida?
volveré a creer que me necesitas,
volveré a creer en tu amor, sin tenerlo,
volverás a tenerme en tus brazos, sin merecerlo.


Samuel Álvarez Conejos

Te extraño


Decidí no escribirte ninguno más,
decidí borrarte de mi mente,
pero de algún modo inconsciente,
sin que yo quiera quererlo,
te has metido en mis deseos
y habitas en mi pensamiento.
No tengo excusas baratas
para explicar estas palabras,
no tengo razón alguna
para decir que tú aún me amas,
pero he vuelto a ver una foto tuya
y he recordado que te quiero,
mis sentidos se han alterado
y necesito escucharte de nuevo.
Sé que haré mal en llamarte,
sé que en colgar te echaré de menos,
que olvidarás mi voz en dejarte,
pero la tuya me sube hasta el cielo...
Necesito decirte que eres todo,
todo lo que necesito, nada más,
necesito decirte que te amo,
que no reservo amor para nadie más.
Y aunque me digas lo de siempre
cuando me tomas de la mano
y aunque sepa que me mientes
si dices estar a mi lado,
no habrá nada en ese momento
que me pueda llenar más,
nada más me dejará contento,
nada, mientras no dejes de hablar.


Samuel Álvarez Conejos

Aprendiendo a brillar


Ayer le pregunté a la noche
por qué estaba tan oscura,
por qué lloraban las nubes,
por qué se ocultaba la luna,
por qué había de conformarme
con el brillo de las estrellas
si de día con sólo una
basta para apagar mi pena.
Y me respondió que no había más belleza
que contemplar el firmamento
en el reflejo del mar y su grandeza
y, mientras oyes su silencio,
dedicarle a nuestro amor un poema
y dejar que pase el tiempo.
Y me explicaba que el amor es algo
que no se siente queriendo,
más bien se siente sin querer,
que no consiste en qué pueden darme
sino en qué puedo ofrecer,
que bajo la sombra de un mismo cielo
y después del cálido atardecer
no hay como contemplar las estrellas,
enamoradas del brillo de tu piel.

Pero ¿cómo podría alguien conocerte y no querer estar cerca de ti?
Y ¿cómo podría estar alguien cerca de ti y no brillar?
En aquel día, cuando llegues a mí, brillarás, y yo brillaré junto a ti.


Samuel Álvarez Conejos

Encuentro inesperado


No hay palabras que conozca
para describir tanta belleza;
su mirada interesante
-tan intrigante como sus labios-
ha hechizado mi corazón
y mis ojos no ven nada.
Mientras ella esté delante
mi rumbo está perdido,
mi orientación solo se basa
en su cruce en mi camino.
"Mis ojos no soportan no verte
y mi corazón te busca desesperado,
y si el destino rehusa la opción de tenerte
y este encuentro no fue causado,
descartaré este amor -que recordaré siempre-
y seguiré mi camino, en el que te has cruzado."


Samuel Álvarez Conejos
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...