Vencido por tu ausencia


Creo que por fin me di cuenta:
ya no soy nadie para ti.
Esperaba tener otra oportunidad
mas el destino lo quiso así.
Hoy escuché la voz del bien
después de hacer caso a la del mal,
y sigo sin verte a cada rato
sin comprender por qué no estás.

Si otra mirada desvió tus ojos
y ya no hay palabras para mí
lo aceptaré a escondidas mientras lloro
y pensaré en silencio en ti.
Ya no me digas que me quieres,
ya no me digas que vendrás,
hoy me di cuenta de tu ausencia
y sé que ya nunca volverás.

Intenté poner de mi parte
apoyo, ilusión y sinceridad,
y si lo que obtengo a cambio es el rechazo
de este amor, que morirá,
lo olvidaré sin recuperarlo
y el no tenerte me vencerá.


Samuel Álvarez Conejos

Palabras que nunca escucharás


Cuando mis oídos no te oyen
y mi voz no altera tu silencio,
como nubes que ocultan el sol
y oscurecen el más lindo cielo,
recuerdo entonces tu brillante mirada
y aquel rostro de lo más bello;
ya no puedo dejar de verte,
aunque verte sea casi un sueño.

Desde aquella noche de octubre
donde la esperanza vino de nuevo,
donde el amor no quiso esperar
y entró sin pedirlo en el juego,
ya no puedo dormir tranquilo
sin pensar que no te tengo,
sin pensar que quiero verte
y pasar contigo el tiempo.

Sólo espero volver a verte,
volver a verte en el silencio,
y cuando el amor de los dos despierte
y salgan las primeras palabras
las guardaré en mi corazón para siempre,
pues en mi alma quedaste grabada.


Samuel Álvarez Conejos

Te buscaré


Te buscaré
como se buscan la noche y el día,
como mi boca busca la tuya;
pasaré toda mi vida
persiguiendo a la luna,
la única capaz de ayudarme
a escapar de esta locura
del dolor de quererte y no poderte alcanzar.
Porque es tu resplandor quien me motiva a embarcar
a un viaje sin fin que me lleve hasta ti,
donde el amor sea el timón
y el viento la pasión
que impulse nuestras vidas
a una nueva dimensión.

Veo la lluvia caer y pienso en ti,
en el viento acariciando tu pelo,
en tu olor que me induce al deseo...
Y seguiré aquí, pensando en ti,
imaginando la dulce fortuna
que sentiría mi boca en la tuya,
mojándose bajo la lluvia
e iluminados siempre por nuestra luna.


Samuel Álvarez Conejos

Amigo


Sé que no es fácil hallar afecto
entre tanto amor condicional,
mas te admiro y me contento
en poder contar con tu amistad.
Te agradezco el corazón sencillo
que se alegra si conmigo está,
tú sabes bien, amigo mío,
que estaré a tu lado hasta el final.
Porque hemos vivido momentos
que serán difíciles de olvidar,
y, si distancia o tiempo nos separan
y no te veo más en mi caminar,
sabrás por estas palabras
que siempre te voy a recordar.

Vendrán valles y montañas
donde será difícil continuar,
y subiré y bajaré a tu lado
para ayudarte a caminar.
Siempre pude contar contigo
y sé que en ti puedo confiar,
como a un hermano te he querido
y mi aprecio por ti aún crecerá.
Porque Dios acercó nuestras vidas
y va a ser difícil regresar;
me alegra compartir mi tiempo
y decirte con sinceridad:
gracias por ser mi amigo,
gracias amigo, por tu amistad.


Samuel Álvarez Conejos

Tu recuerdo



Me invaden noches de soledad,
ya no puedo dormir tranquilo
sin pensar en que no estás.
Si cada día que pasa
sólo pienso en tu mirada
y en las palabras que diré
cuando vuelva a ver tu cara.
No dejaste nada en tu recuerdo
ni avisaste que te ibas,
es algo que ahora no entiendo
-si lo llego a entender algún día-.
Si te fuiste en mal momento
y no hay retorno a nuestras vidas,
no lograré empezar de nuevo
e insistiré más cada día.

Nunca sabré por qué escribo estas palabras
que me salen sin ningún esfuerzo,
porque mi mente quiere olvidarte
mas en mi corazón sigue tu recuerdo.

Quisiera ser veloz como el viento,
incoloro e indiferente
para escapar de este tormento
que no logro quitar de mi mente.
Quisiera detener el tiempo
cuando te vea frente a frente,
no pensar en el presente
ni en el agua del desierto
que, como una llama ardiente,
ha entrado en mi pensamiento;
es mi amor que anda pidiendo
-como último recurso
y sin fuerzas de entenderlo-
un momento para tenerte,
aunque sé que no te tengo.


Samuel Álvarez Conejos

Dependencia de tu amor


Fue tu mirada indiferente
quien me advirtió que no me amabas,
ya no esperes una sonrisa
cuando te vea cara a cara.
Cómo no expresar la tristeza
de no tenerte en mi corazón,
si al ver de ti sólo tu ausencia
mi alma disimula su dolor.
Ya no se trata de un capricho,
más bien dependencia de tu amor,
sólo sé que te necesito
y estoy dispuesto a esperar por vos.
No permitas que tus latidos
se desvíen hacia un corazón
que, aunque parezca que te quiere,
jamás lo hará como lo hago yo.


Samuel Álvarez Conejos

Volver contigo


No quiero que sentirte
sea tan sólo un recuerdo,
deseo que nuestras vidas
puedan hallarse de nuevo.
Quiero sentir tus abrazos
lejos de la distancia y el tiempo,
quiero sentir tu pasión
apartando de mí todo miedo.

Ansioso está mi corazón
por encontrar el tuyo una vez más,
pues si fundimos nuevamente este amor
ya nada lo podrá distanciar.

Con estos versos quiero guiarte
a olvidar lo que el tiempo robó,
vuelve a soñar junto a mis brazos
bajo el calor de una misma pasión.
No sé cómo más explicarte
que siempre estuviste en mi corazón,
déjame morar a tu lado,
refundamos de nuevo este amor.


Samuel Álvarez Conejos
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...