Fiel amante de cada noche


No temas, mi fiel,
que regresaré,
volverás a oler mi perfume,
volverás a sentir mi piel
como lo haces de costumbre.

Y qué placer da
poder abrazar
tus complexiones cada noche,
mis lágrimas recogerás,
como siempre, con tu roce.

Contigo, mi fiel,
veré amanecer,
y aunque a tu lado el tiempo vuele,
mi cabeza reposaré
en tu vaivén de placeres.

Qué tristeza da
tener que marchar,
dejar tu inmóvil silueta
cada mañana al despertar
entre sábanas inquietas.

Al anochecer
a ti volveré,
y, si he de irme en la mañana,
recuerda que te extrañaré,
mi querida y fiel almohada.


Samuel Álvarez Conejos

Luna en blanco y negro


Vives consciente -e indiferente-
del camino que hay bajo mis pies,
vigilas el rumbo que me ofrecen
las quimeras que escondo en mi piel.
Tu dualismo me confunde y hiere,
me arrastra a bailar a tu vaivén,
melodías de vida y de muerte
que me ciegan y que me hacen ver.
Esta noche tu aspecto sublime
revela la oscuridad y luz
en la que mi alma se divide,
y a veces gano yo, otras tú.

Vuelvo a nacer. Bebo tu calostro,
tu nociva y cabal dualidad.
Desequilibrio interno en tu rostro,
la eterna lucha entre el bien y el mal.
Me persiguen tu ángel y demonio,
turban mi indeciso corazón,
lo llenan de tu amor y tu odio,
de tu locura y de tu razón.
A veces escucho tu silencio
y a veces no puedo oír tu voz.
Esta noche, al verte, me veo,
y a veces ganas tú, otras yo.


Samuel Álvarez Conejos

Que el tiempo hable de amor


Si crecer significa olvidar,
que el tiempo no me alcance.
Que nunca me haga mayor
si dejaré de enamorarme.
Si al crecer dejaré de soñar,
que los astros se paren.
Si negarte es madurar,
que yo nunca deje de amarte.

Si al perder aprenderé a ganar
no dejes que me canse,
que no pare de intentar
ser cada día algo más grande.
Y si la vida viene y se va,
que me encuentre radiante,
que vejez no es soledad
si el amor llena nuestros planes


Samuel Álvarez Conejos
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...