No dejes de buscarme


Te escapas, te escurres, "Que no salga herido..."
Tú y tu intención de guardar mis sentimientos,
sin saber que ellos sólo están a salvo contigo,
contigo acariciándolos y haciéndolos nuestros.

Me arrastro, me enfado; tú sabes que es tarde,
tarde para imaginar que no hubo nada,
tarde para tratar de olvidar lo inolvidable,
pero pronto para verte o pensar en mañana.

¿Hasta cuándo habré de esperar en mi cuarto,
intoxicado por el humo que expiran
las velas que enciendo nombrándote a cada rato,
por este amor venenoso que extingue mi vida?

Mírame y busca de nuevo
una razón sin fundamento,
una excusa para vernos,
el pretexto para un beso.

Puede que ya no recuerdes
el roce de nuestros vientres,
y ya se nos va septiembre
mientras sigo sin tenerte.


Samuel Álvarez Conejos

2 comentarios:

  1. Me gusta esa sensación angustiosa del paso del tiempo, septiembre ya y sin el roce de vientres.

    ResponderEliminar
  2. La añoranza de la pasión, donde antes había besos y ahora solo hay un expectante y herido corazón...
    La verdad es que tener a Yiruma de fondo siempre resulta inspirador ;)

    ResponderEliminar

Avante, no te quedes expectante o indeciso,
que lo que no escribas hoy se quedará en el olvido...

Gracias por ser parte de este blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...